jueves, 2 de febrero de 2012


 ANALIZANDO LOS COMPORTAMIENTOS: INTROVERTIDO Y EXTROVERTIDO

 OBJETIVO

I. Describir los comportamientos introvertido y extrovertido bajo el esquema de la Ventana de Johari.
II. Alentar el desarrollo de un comportamiento cada vez más extrovertido en el grupo a través de una retroalimentación que lo facilite.



 TIEMPO:
Duración: 150 Minutos


 TAMAÑO DEL GRUPO:
8 a 12 Participantes

Divididos en subgrupos compuestos por 3 ó 4 participantes


 LUGAR:
Amplio Espacio
Un salón amplio bien iluminado acondicionado para que los participantes puedan formar subgrupos.

MATERIAL:
Fácil Adquisición

I. Hoja de rotafolio, plumones y cinta adhesiva.
II. Hojas para la autoevaluación de la Ventana de Johari.
III. Lápices para el grupo.
IV. Modelo de la Ventana de Johari (opcional)

DESARROLLO

I. El instructor inicia con una charla dirigida a todo el grupo sobre el dar y recibir retroalimentación, usando el modelo de la Ventana de Johari. (Puede elegir entre repartir a cada participante un modelo de la ventana o pintarla en un pizarrón o en una hoja de rotafolio). El punto crucial de esta plática, será enfatizar cómo al decrecer el "Área Ciega" o desconocida para uno mismo decrece también la "Fachada" o área desconocida para otros al aumentar la "Arena" o área conocida para todos, por consiguiente por enriquece nuestro autoconocimiento. También hará énfasis en el papel que desempeña en el proceso una acertada retroalimentación.

II. El instructor distribuye las hojas para la autoevaluación de la ventana de Johari.

III. Se sugiere, que uno de los objetivos que los participantes deben buscar en el subgrupo, es el descubrir más información sobre ellos mismos y que previamente no habían sido conscientes de tenerlos, logrando como resultado "La disminución del Área Ciega", La única forma en que se puede lograr, es a través del proceso de recibir retroalimentación, lo cual significa: solicitar retroalimentación y ser receptivo a ella cuando se reciba. Bajo los términos del modelo de la Ventana de Johari, la línea vertical se moverá, hacia la derecha tanto como "el Área ciega", disminuya.

IV. El instructor dibujará el decrecimiento del "Área Ciega" en el pizarrón o rotafolio usando el siguiente modelo:

(Esta y todas las demás ilustraciones serán colocadas en la parte del frente del salón con cinta adhesiva para tenerlas como referencia).

V. El instructor pide a los participantes que observen las hojas de Autoevaluación. Señala que la escala del uno al nueve describe la intensidad de la retroalimentación que solicita una persona, que se encuentra en la parte superior de la hoja. Les pide que piensen un poco en la última reunión de grupo que tuvieron
, y recuerden cuántas veces durante la misma, sintieron curiosidad acerca de la forma en que eran percibidos por los otros miembros. Pregunta cuántas veces ellos quisieron saber los sentimientos de las otras personas, respecto a ellos, y en que forma se relacionaron con el grupo.

VI. Se pide a los participantes que observen detenidamente la escala que se encuentra en la parte superior de la ventana en blanco, para que encuentren el punto exacto que describa el grado real de su solicitud de retroalimentación en esta sesión. El instructor hace hincapié en que no se está cuantificando las veces en que sintieron la necesidad de retroalimentación, sino las veces que ellos realmente la solicitaron. Se les pide que dibujen una raya vertical desde la parte más baja de la ventana hasta el punto donde se localizan en la escala.


VII. El instructor sugiere que otro objetivo que pueden tener, es el mostrarse más extrovertidos mediante la revelación de alguna información que han guardado al grupo, o bien, dando retroalimentación a otros, haciendo, por lo tanto más clara "la fachada”. El instructor ilustra la forma en que la línea horizontal cae cuando la "fachada" disminuye:














VIII. Se le hace ver al grupo que noten cómo mientras el "Área Ciega" y la Fachada" disminuyen, la “Arena", o la apertura hacia los demás, aumenta. Posteriormente se les pide que observen sus Hojas de Autoevaluación nuevamente, y noten que a mano izquierda, existe un margen que marca una escala que va del uno al nueve, midiendo el grado al que una persona se revela a sí mismo ante los demás, o da retroalimentación al grupo.
Les pide nuevamente piensen en la última reunión del grupo y recuerden las veces que durante esa sesión sintieron la necesidad de dar retroalimentación a los otros miembros del grupo o de expresar sus propios sentimientos y percepciones a cerca del grupo o tomó una posición de evasión al grupo.


IX. Les pide que localicen, en la escala que se encuentra al margen izquierdo, el grado en el que realmente dieron retroalimentación o se descubrieron ante el grupo. Hace énfasis que sólo van a registrar el grado en que realmente dieron retroalimentación y no las veces que quisieron hacerlo. Cuando hayan localizado la posición en la escala, tracen una línea horizontal que cruce la ventana.

X. En este punto, el instructor explicará el uso de la Ventana de Johari mediante la interpretación de ventanas construidas en diversas formas.

XI. El grupo o grupos, ahora se dividirán en tríos o cuartetos dependiendo del tamaño del subgrupo.

XII. El instructor indica al grupo que cuentan con veinte o treinta minutos, para discutir sus ventanas con los miembros de su equipo. Los participantes pedirán retroalimentación a los miembros de su grupo de manera que cada uno pueda evaluarse individualmente en los términos de solicitar y dar retroalimentación. Como subgrupo deberán realizar una lista de la facilidad o inhabilidad de esta fuerza, tendrán quince minutos para cumplir con esta tarea. El instructor distribuye hojas de rotafolio, plumones y cinta adhesiva, para cada subgrupo.

Xlll.Después de aproximadamente cuarenta y cinco minutos, el instructor le pide a los participantes se forme un solo grupo, para presentar la información generada por cada subgrupo. Los participantes deberán integrarse nuevamente en subgrupos reduciendo a una lista final la fortaleza para dar y recibir retroalimentación. En esta etapa de discusión los participantes deberán jerarquizar lo que facilita o dificulta el proceso de retroalimentación. El instructor puede sugerir a los participantes para que realicen un “contrato” donde establezcan un método para intercambiar retroalimentación.

XlV.El instructor guía un proceso para que el grupo analice, como se puede aplicar lo aprendido en su vida.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tu comentario sobre esta Dinamica o Juego