jueves, 1 de marzo de 2012


Dinámicas de Interacción: PIEDRAS, BANDAS Y CÍRCULOS

 OBJETIVO

I. Explorar los niveles existentes de interacción, influencia y restricción en un grupo.
II. Desarrollar la conciencia de la dinámica del grupo.


 TIEMPO:
Duración: 120 Minutos



 TAMAÑO DEL GRUPO:
30 Participantes



 LUGAR:
Aula Normal

Un salón amplio y bien acondicionado para que todo el grupo pueda moverse dejando espacio entre unos y otros.

MATERIAL:
Fácil Adquisición

I. (Para formar una pila de piedras) una colección de pequeñas piedras, que en número sean aproximadamente el doble de los participantes, de diversos colores, tamaños formas y texturas.
II. Cinta de pegar (opcional).
III. Rotafolio y marcadores (opcional).


DESARROLLO


PILA DE PIEDRAS

I. El instructor explica crearán una “representación simbólica” del grupo. Se colocan las piedras en el centro del grupo y se les pide que cada uno las examine y elija una que lo represente. (De tres a cinco minutos)

II. Se le pide a los participantes que estudien sus piedras y traten de identificarlas con ellos mismos. Mientras se lleva a cabo esto, el instructor retira las piedras que no fueron elegidas. (De tres a cinco minutos)

III. Una vez que cada persona se ha identificado con su piedra, el instructor les indica que tienen que formar un diagrama (no verbal) o representación simbólica del grupo, utilizando las piedras; cada miembro coloca la suya en dónde él mismo siente que se encuentra, en relación con el grupo: cerca de quién, en medio o rodeado de quiénes, la distancia que lo separa de los demás, etc. para esta actividad se cuenta con diez minutos; pero dos minutos antes de que finalice el tiempo, lo anuncia.

IV. Se pide a los participantes que estudien el patrón en que quedarán colocadas las piedras, entonces cada uno moverá su piedra, sin que medie discusión alguna, a una posición que refleje con mayor veracidad su posición dentro del grupo. (Cinco minutos)

V. Se lleva a cabo una polémica sobre la forma en que las piedras representan a los participantes; cómo se sienten en la posición que ocupan en la representación simbólica; la forma en que realmente representa su “lugar” en el grupo; en la forma en que sus posiciones reflejan la influencia que tienen
sobre los otros o la de los otros sobre ellos; cómo sus posiciones reflejan, con quién o quiénes tienen interacción o se sienten cerca en el contexto del grupo. (Quince minutos)

VI. El instructor anuncia que cada miembro puede mover su piedra por última vez o pedirle a otro miembro que mueva su piedra a una posición en especial. La persona a la que se le ha pedido que lo haga, puede complacerlo o negarse a llevar a cabo la petición. (Cinco minutos)


VII. El instructor dirige una discusión acerca de la experiencia buscando lograr encontrar el lugar que uno ocupa en el grupo, los sentimientos de los miembros acerca de sus posiciones y sus relaciones con los otros miembros, así como las reacciones que experimentaron al tener que alejarse o al serle pedido que asumieran un lugar diferente. Estas expresiones simbólicas son relacionadas posteriormente con la dinámica real de un grupo.


BANDAS

I. Se le anuncia al grupo que la siguiente actividad será no-verbal. Coloca una marca (cualquier objeto) en el centro del salón y lo designa como el centro o núcleo del grupo, simbolizando: los objetivos o propósitos del grupo.

lI. Se pide que se imaginen que son anillos o bandas localizadas alrededor del núcleo, círculos más y muy grandes que se encuentran a una distancia de sesenta centímetros unos de otros. Se les indica que tomen posición dentro de estas bandas, ya sea cerca o lejos del centro del grupo, dependiendo de lo cerca o lejos que estén de los objetivos e intereses del grupo. Se les recuerda que el experimento es no-verbal.

III. Cuando los participantes se han colocado a sí mismos en las posiciones, se les pide que se mantengan en las bandas en que se han situado, manteniendo su distancia con el centro pero que intenten acercarse a la gente a la que sienten mayor atracción interpersonal. Los miembros pueden también estar de frente o de espaldas a otros miembros indicando así atracciones negativas o positivas. Contarán con cinco minutos más para volver a ubicarse; nadie hablará durante esta fase.

IV. El instructor indica que sin cambiar sus posiciones en las bandas o las direcciones que han tomado, indiquen qué tanto impacto o control tienen sobre el grupo escogiendo una posición: parados (mayor impacto), de rodillas (impacto medio), sentados (el menor impacto)

V. Manteniéndose en sus lugares y posiciones, se inicia una discusión sobre el experimento. Se pide a los miembros que describan sus propios sentimientos: sobre la posición de los demás con relación a ellos, en función de inclusión, influencia y distancia.


VI. Después de aproximadamente diez minutos de discusión, el instructor anuncia que pueden moverse de sus posiciones y lugares si así lo desean. Cualquiera de los miembros se puede mover dentro del espacio dónde se encuentra el grupo, pero se le pedirá explique dicho movimiento al participante del que se aleja y al que se acerca, incluyendo cualquier sentimiento que resulte de dicho movimiento. Se continúa con la discusión acerca de las posiciones de las personas, en relación con la actual dinámica del grupo. Puede enfocarse en cómo los lugares o posiciones asumidas por los participantes no sólo impactan sino que reflejan los intereses y objetivos individuales y del grupo.

CÍRCULO

I. El instructor señala un círculo imaginario (lo suficientemente grande como para acomodar a todos los miembros del grupo) dentro del salón y señala que los limites del círculo son los de la existencia del grupo (todas las interacciones del grupo tienen lugar dentro del círculo)

II. Dirige a los participantes a pararse dentro del círculo y les dice que se concentren en los comportamientos, sentimientos y necesidades del momento mientras van de un lugar a otro dentro del círculo.

III. Después de un minuto el instructor pide a cada miembro se “coloque físicamente” a sí mismo en la posición que mejor lo describa en relación con el grupo e individualmente con los demás miembros. (Cinco a diez minutos)

IV. El instructor describe (sin interpretar) la función de cada participante; les pide que con una palabra, describan ampliamente sus sentimientos en ese momento. (De diez a quince minutos)

V. Se conduce una discusión sobre las relaciones e interacciones existentes dentro del grupo. (Cinco a diez minutos)

VI. Se les pide que vayan de un lado a otro dentro del círculo por un minuto y se sitúen en lo que consideren una posición ideal dentro del grupo.

VII. Los integrantes del grupo son dirigidos a entablar una discusión, acerca de su nueva posición y los sentimientos que se asocian con ésta nueva posición. El instructor observa esta interacción (diez a quince minutos)


VIII. Se reúne nuevamente todo el grupo; el instructor dirige un diagnóstico de las dinámicas interpersonales, las debilidades y fuerzas interpersonales del grupo, y qué tan adecuado es el grupo para llevar a cabo las tareas que se han impuesto. El instructor menciona las implicaciones del impacto, de la restricción, influencia y cercanía de que ha sido testigo tanto en los objetivos individuales como en los de grupo. Posteriormente dirige al grupo a una discusión, sobre las necesidades interpersonales y expectativas del grupo en función de: la estructura del grupo y las dinámicas del grupo.

IX. El instructor guía un proceso para que el grupo analice, como se puede aplicar lo aprendido en su vida.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tu comentario sobre esta Dinamica o Juego