domingo, 15 de diciembre de 2013


Dinamica de AutoEstima: El ovillo

Vamos a aprovechar esta conocida dinámica para hacer una versión que nos ayude a reforzar esa parte positiva que siempre llevamos dentro.

También el hablar bien de nosostr@s mism@s lo vamos a poner en práctica desde otras dinámicas hasta que se haga tan normal oír nuestras cualidades como oír nuestros defectos.

Necesitamos un ovillo de lana gruesa y habremos de tener cuidado para que no se hagan nudos.

Si el grupo es mayor de quince personas, esta dinámica se hace demasiado larga.

Nos sentamos en círculo. Ya sabéis, sólo movemos las sillas. Las colocamos en un círculo completamente cerrado y aprovechamos para ir reforzando las mejoras que vayan alcanzando a la hora de hacer el círculo de forma ordenada y silenciosa.

Es obvio que si este primer paso no funciona, cualquier cosa que hagamos después, tampoco funcionará así que debemos darle su valor a este paso de hacer el círculo.

Una vez que estamos en círculo lanzamos un ovillo a otra persona del grupo, manteniendo la hebra de lana sujeta con nuestro dedo.

Antes de lanzar el ovillo debemos decir alto a todo el grupo una cosa que hacemos muy bien. Repetiremos que es una cosa que hacemos muy bien y no una cosa que nos gusta hacer.

Cada persona que recibe el ovillo, rodea uno de sus dedos con la lana y pasa el ovillo a otra persona. Así hasta que todo el grupo haya dicho algo que hace muy bien, pero muy, muy bien.

Lo primero que comentaremos, como siempre, es cómo nos hemos sentido. Nos ha costado decidirnos por una de nuestras cualidades. (Habrá ayudado si la reflexión sobre lo que vamos a decir la hemos hecho antes de comenzar la dinámica, así se evita que se copien y que dediquen un tiempo a pensar sobre su propia vida)

A continuación reflexionamos sobre lo que hemos construído:

¿Qué hemos construido al final de la dinámica?

Una tela de araña, Un lío,

Una red, con esta última nos quedamos. Reflexionemos sobre lo que significa ser red, ahora que está tan de moda la internet (inter-red).

Cuando se trabaja en red, ¿cómo nos afectamos mutuamente?. Ejemplo: si una persona se levanta ¿qué les pasará al resto? Si se quiere ir, si no quiere sujetar la lana ¿afecta al grupo? Si tira con demasiada fuerza....

Buscamos situaciones reales de la vida para comparar esta situación. Hablamos de las ventajas o de los inconvenientes. Nos podemos centrar en el aula. ¿Somos una red? ¿Nos afectamos? ¿Cómo?

Estoy segura que no hace falta que el o la profe digan nada. Vale con que lancemos las preguntas más cercanas a la vida del grupo-clase. Si grabamos el debate tendremos una "superponencia" de lo que es el trabajo el red. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tu comentario sobre esta Dinamica o Juego