viernes, 26 de agosto de 2011


OBJETIVO:

I. Terminar el taller o curso con un sentido de cercanía.

II. Convertir el desarrollo del grupo en una acción no verbal simbólica.


TAMAÑO DE GRUPO:

Cualquier número de participantes.


TIEMPO REQUERIDO:

Depende del área usada y del número de gente. El ejercicio debe hacerse lentamente. Se puede estimar en un promedio de diez minutos.


MATERIAL:

Ninguno.


LUGAR:

De preferencia debe hacerse en el exterior, pero puede hacerse en el interior del salón. (Si se hace dentro, el centro del cuarto debe estar libre de muebles). El espacio donde se va a hacer el ejercicio, debe tener un claro que se denomina centro, cualquier objeto puede servir para este propósito.


DESARROLLO:

I. El instructor les dice a los participantes que la clausura será breve y sin hablar. (Si la actividad se hace en el exterior, es deseable pedirle a los participantes que no se vayan lejos y así que puedan escuchar las directrices del instructor). Luego les pide que lo sigan en silencio hasta el exterior y que no hablen durante todo el ejercicio.

II. Cuando los participantes llegan al área designada, el instructor les pide que se esparzan en un círculo grande mirando hacia afuera de modo que no vean a nadie.

III. El instructor les pide que volteen lentamente y miren hacia adentro. Les pide que experimenten el sentimiento de ser ellos mismos.
Se les debe dejar cuando menos dos o tres minutos.

IV. Cuando se han reunido todos, les pide que tomen tiempo para que experimenten el sentimiento de ser un grupo. De nuevo deles dos o tres minutos.

V. Luego les pide que formen un círculo estando hombro con hombro, con los brazos entrelazados. Les pide que se vean todos entre sí.

VI. Luego les pide que dejen caer los brazos a los costados y se muevan tres pasos hacia atrás. El instructor les anuncia que ésta será la última vez de vera a los demás participantes.

VII. Finalmente, el instructor pide a los participantes que volteen hacia afuera y que caminen al lugar donde estuvieron antes. Después de un minuto aproximadamente les anuncia que el ejercicio y el taller o curso ha terminado.

VARIACIONES

I. Con un grupo de gente joven, el centro puede ser una “pila” o que ellos se arrastren hasta el centro y luego trepar a él. Tenga cuidado si el grupo tienen más de veinte gentes, pues existe el peligro de que alguien salga aplastado.

II. En el paso V, con un grupo pequeño (unos quince) puede designar a una persona como la primera y a otra como la última. Pídales a todos que se agarren las manos, manteniendo inmóviles a la primera y última persona que gire el grupo alrededor del último como en el reloj lo hace el resorte. El grupo termina formando un racimo apretado. Pídales que sientan el lugar en donde están: en medio del grupo, en una orilla, etc. Después voltee la rotación de modo que la primera persona que en medio y la otra en el exterior y déjelos un minutos para que sientan que donde están es el lado opuesto del “resorte” original.

III. Cuando el grupo ha formado un círculo en el paso V puede haber un baile espontáneo, con un vaivén rítmico o cánticos por parte de todo el grupo o el instructor puede sugerirlo. Si espontáneamente se ponen a hablar entre sí, déjelos seguir.

IV. Hablando en general, no hay necesidad de analizar esta reacción simbólica callada de un grupo que se acerca y luego se separa. Sin embargo, el ejercicio puede usarse como parte intermedia de un laboratorio largo donde hay una interrupción de un día o un fin de semana. Puede usarse para abrir la segunda parte, seguido por un análisis de las dinámicas del grupo que se reúnen y luego se separan.

NOTA: Asegúrese que anuncia claramente que este ejercicio es el último y la clausura del grupo y tómese su tiempo. Si no lo hace lentamente el grupo puede reaccionar a lo que parece un final muy abrupto y así destruir el sentido de clausura que el ejercicio trata de alcanzar.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tu comentario sobre esta Dinamica o Juego